lunes, 23 de septiembre de 2019

Si es mal momento para todo, ¿en qué invertimos?

Cómo diversificar cuando se anticipa una crisis
No sabemos nunca cómo se comportará el mercado. El propio momento actual es una incertidumbre. Que si caro, barato, que si recesión, inversión de la curva de tipos, guerra comercial, japonización de Europa... Podemos tener nuestra opinión de lo que sería adecuado y lo que no, pero no por ello somos capaces de predecir la tendencia de la bolsa, ni casi de nada, a 1 o 2 años. Ante este panorama, muchos tenemos sentimientos encontrados. No dejemos que la incertidumbre nos ciegue. Hoy dedicamos el artículo a una reflexión tanto de la situación actual como de cómo podemos afrontarla. Veremos qué podemos hacer cuando parece que se avecina una crisis y tenemos la sensación de que aún no hemos salido de la anterior.

Incertidumbre y política económica

Lo mejor sería que el Banco Central no inyectase dinero a la economía, que se bajasen impuestos, se eliminase el déficit público y redujera deuda soberana, que los Estados limitasen su poder de influencia sobre la vida de la gente y que el mercado laboral, empresarial y educativo pudieran funcionar libre y flexiblemente. Pasaríamos por un período de crisis, de quiebras públicas y de echar el cierre a negocios zombies de bajo ROCE que se mantienen a flote a base de deuda a tipos bajos o de la sombra Estatal, pero tras dicha purga, la seguridad jurídica, monetaria y reducción fiscal haría que negocios rentables vieran luz. Así, Europa crecería al 6 o 7% durante décadas y los salarios y poder adquisitivo subirían sin tregua, como ha ocurrido en Irlanda, Singapur, Chile, Australia, Suiza o Estonia los últimos 10 o 20 años. Sin ser perfectos, tienen estos conceptos más claros. Aunque la libertad no trajese riqueza, debe ser un concepto que esté por encima de casi todo, pero es que además, la experiencia empírica en diferentes países demuestra que incrementa la riqueza general de la población de un territorio de manera increíble gracias al ingenio innato, la cooperación voluntaria y al trabajo duro de los seres humanos. La otra opción es una economía zombificada como ocurre en Japón desde los años 90, es decir, un estancamiento crónico de la que entonces era segunda economía mundial sometida a la losa de la mayor deuda soberana del mundo que sólo compra su propio banco central. Europa se enfrenta a la falta de crecimiento, paro, salarios bajos y vivir de una deuda que hipoteque el futuro, nuestra vida y la de nuestros hijos sólo por alargar una lenta agonía penalizada por una sociedad envejecida y que somete al sector productivo a la hiper-regulación y a la clase trabajadora a la carga fiscal más alta del mundo. La deuda no es más que el gasto anticipado de un ahorro futuro que sí o sí hay que pagar confiscando a la ciudadanía sus ahorros vía impuestos o devaluando su valor y poder adquisitivo vía inflación. Cada euro que el Banco Central Europeo crea, imprime y presta sin oro ni activo alguno que lo respalde es un euro que saca de la ciudadanía en favor del deudor al que se lo presta pues la inflación no es ni homogénea ni instantánea y, además, beneficia a deudores que pagan cuotas fijas en términos monetarios y penaliza a ahorradores e inversores de largo plazo, que ven cómo su dinero vale menos cada día.

Pero no será este un post de política macroeconómica. 

En realidad, lo que quiero decir es que estamos en una situación complicada a largo plazo y de incertidumbre a medio por lo que es complicado posicionar nuestra cartera. El mercado parece una patata caliente que uno no sabe si está a punto de explotar o, todo lo contrario, porque, al menos para mi, existen dos visiones totalmente contrapuestas, una alcista y otra bajista, y cada una tiene sus fundamentales que las respaldan. Pero así es la bolsa casi siempre lo que suele funcionar mejor es invertir en empresas buenas a precios razonables pase lo que pase e independientemente del timing o del momento de mercado.

Repaso a la bolsa

Pesimismo

USA está casi en máximos y es uno de los mayores ciclos alcistas. Además, la curva de tipos se ha invertido, lo cual ha anticipando las recesiones de los últimos 60 años con aproximadamente 1 año de antelción. Mientras, Europa se japoniza, es decir, entra en período de letargo y crisis crónica perpetua con una población envejecida y una economía ahogada a impuestos y a deuda pública, a pesar de la reducción de la privada. Ante esto, el BCE se empeña en imprimir dinero, como si eso creara riqueza. A diferencia de Japón, Europa se ha beneficiado de una política más aperturista laboral y comercialmente, pero hasta eso está ahora amenazado y desde luego no compensa si el mercado laboral es rígido y la política fiscal punitiva, pues cae la productividad y el aperturismo es menos interesante. En consecuencia, de todo esto, Europa no levanta cabeza desde 2008, a diferencia de USA, y eso se acaba reflejando en bolsa. Pero no sé hasta qué punto quiere esto decir que una está barata y la otra cara o viceversa. Mucho menos nos da esto las claves cómo se comportarán sendas bolsas en el corto y medio plazo.

Optimismo

Lo cierto es que los ratios agregados suelen ser malos consejeros.
De hecho, en USA se encuentran compañías no sólo estupendas sino a precios muy razonables. Me costaría creer que, por ejemplo, Alphabet, dejara de crecer en el siguiente lustro, independientemente de lo que ocurra a nivel global. Lo mismo en Europa (pienso en Amadeus, por ejemplo,que aunque cotiza a múltiplos elevados, es de mucha calidad). Seguirán presentando beneficios crecientes y muchas veces, crecimientos sostenidos durante mucho tiempo son mal descontados por el mercado. Estos crecimientos se basan en importantes ventajas competitivas y capacidad de reinversión, características de ambas empresas que he mencionado. 
Otras están sujetas a ciclos que ya han bajado y que estoy seguro de que se recuperarán, como el sector de los autopartes, con compañías de calidad y muy bien gestionadas (pienso en CIE Automotive que incluso sigue creciendo a doble dígito a pesar de cómo está el sector, o en Plastivaloire, de menos calidad pero a PE4 y EV/Ebitda5) y con guidance de crecer a dígito simple a pesar de todo). 

Muchas empreas de mi cartera están a PER por debajo de 8 veces (hablo del PER actual, no del que maquillan nuestros fondos value patrios) y no me había ocurrido en todos los años anteriores. También es cierto que otra parte cotiza a 20 o 30 veces, pero son empresas de mucha más calidad y crecimiento. 

Por otro lado, los señores de Azvalor, Magallanes o Cobas dicen que es una oportunidad histórica y que las materias primas y los servicios petroleros van a dar la campanada porque están en mínimos, la oferta se ha reducido y la demanda seguirá ahí por muchos años.

En definitiva, hay muchos riesgos, USA puede sufrir un bajón a pesar de que por allí ahora todo sea de color de rosas, China se ralentiza y tiene una buena burbuja inmobiliaria entre las manos y Europa se hunde en la socialdemocracia keynesiana que tiene más de liberticida que de libertad,… Por lo demás, la curva de tipos se invierte, los indicadores manufactureros caen y el riesgo de recesión se incrementa. Ahora bien, uno mira empresas y ve que hay de todo, empresas buenas y malas, caras y baratas, y en general, ni de eso estamos seguros.

Repaso al sector inmobiliario

Mientras, en el sector inmobiliario ocurre un poco lo mismo. Por una parte, el paro en España ha vuelto a aumentar tras muchos años bajando, se ha ralentizado el sector, se habla de recesión inminente y la demografía está en declive.  Además, las ciudades pequeñas están lejos de máximos, pero en ellas no hay trabajo, y por tanto no habrá ni incremento demográfico ni demanda en varias décadas. No parece buena idea invertir. 

Ahora bien, ciudades como Madrid son una pequeña isla un poco más dinámica laboralmente, con impuestos algo menores y con mucha actividad empresarial. Esto hace que su población aumente y, por tanto, la demanda. Por ello, mientras los políticos limiten el espacio para nuevas construcciones, los precios deberían de subir. Pero esto es lo que ya ha ocurrido los últimos 5 años, puede que ya esté más que descontado a los precios actuales, que ofrecen una rentabilidad, según qué zonas, entre regular y aceptable, pero en un entorno donde los alquileres han subido más que los precios de venta.

Así que uno no sabe muy bien qué hacer.

Entonces, ¿Qué hacemos?

En cualquier situación y ante la incertidumbre, dos premisas son sanas:

1. Diversificación

Según Buffet, la diversificación es el escudo del que no sabe lo que hace. Pues seremos humildes y aceptaremos que, al menos, no estamos tan seguros. La diversificación, además, ha de combinarse con el retorno a la media. Que un activo o estilo de inversión lo haya hecho bien un lustro o década no quiere decir que lo siga haciendo la siguiente, ni lo contrario, aunque suele haber cierta reversión a la media. Por esto, es negativo ser un perseguidor de rentabilidades y cambiarse al mejor fondo  o ETF de los últimos 3 años y cada 3 años. Lo ideal es definir la cartera con la que nos sentimos cómodos en todos los sentidos. Esto es:
  • Nivel de liquidez: la idea es aprovechar las bajadas, si las hay. Pero para ello debemos definir previamente qué haremos si la bolsa baja y cuánto ha de bajar, pues es definitivamente mejor pensarlo en frío que en caliente.
  • Activos inmobiliarios dedicados al alquiler
  • acciones de todos los tipos, con criterios de calidad y precio, ya sean growth o value, si es que existe tal disyuntiva.
  • Fondos de gestión activa contrastados, value y/o growth.
  • Planes de pensión idexados o value y/o growth constrastados, favorables fiscalmente siempre que no nos los confisquen nuestros políticos en un futuro, que no es en absoluto descartable.
  • Fondos de inversión pasiva (Nasdaq, SP500, microcaps, world o emergentes). Aquí lo importante es seleccionar un índice de zonas del mundo con crecimiento económico de aquí a 30 años, es decir, Norteamérica, África y Asia. Por otro lado, seleccionar el ETF con menores comisiones, de acumulación para optimizar impuestos y que sea suficientemente grande para reducir la horquilla de liquidez.
  • Y si alguien se siente capaz (no yo), incluso criptomonedas u oro, porque nunca se sabe hasta qué nivel de absurdo nos llevarán los bancos centrales devaluando la moneda.
Como seguridad adicional, no es mala idea también diversificar por monedas y por bróker, a ser posible con custodio en otros países. Nunca se sabe dónde podemos encontrar los problemas. Muchos países han devaluado sus monedas hasta límites criminales (Venezuela recientemente, Zimbabwe, Argentina) o confiscado tanto cuentas bancarias (Argentina, Chipre hace muy poquito, etc) como planes de pensiones (Polonia hace sólo 7 años).

Si le damos a todo, difícilmente seremos los mejores, pero tampoco nos equivocaremos y esto funciona especialmente bien cuando no sabemos por dónde tirar. Puede que no sea lo más cool ni lo más rentable, sobre todo si estamos empezando. Pero si tenemos un patrimonio importante o los ahorros de toda la vida, más vale ser cautelosos. Dejo una imagen a modo de ejemplo, simplemente, de lo que sería una diversificación posible.
Cartera diversificada.: alquiler inmobiliario, ETFs, fondos, acciones value, growth.

2. Lo que hagamos, hacerlo bien

  • No es lo mismo un piso en una playa con vastas extensiones construibles al lado, sin desgravación fiscal, alquilable 2 meses al año con comisión de agencia y con una rentabilidad inferior al 2%, que un piso baratito de 60metros en una zona aceptable del extrarradio de una gran ciudad con alta demanda y una hipoteca al 1% de interés, donde la rentabilidad sobre el equity puede ser del 15% sin problemas
  • No es lo mismo estudiar bien las empresas antes de comprarlas que comprar Telefónica y Banco Santander sin pensar más allá. Por supuesto hay que hacer un análisis cuantitativo concienzudo (como el método que usamos en el blog) y un buen análisis cualitativo que nos permita entender los negocios, sus barreras de entrada y capacidad de reinversión a altos retornos.
  • No es lo mismo invertir en el primer fondo de turno que nos digan en nuestra oficina de La Caixa que invertir en un fondo independiente de los que, en teoría, son buenos y todos conocemos, a pesar de cómo lo hayan hecho los últimos años. 
  • Y no es lo mismo un ETF del MSCI World de acumulación, alta liquidez y con un TER bajo del 0,07% que un ETF de utilities japonesas con un TER del 0.7%.
Es decir, diversificar no es comprar todo de cualquier manera. Es, de cada cosa, lo mejor, pero teniendo de todo. Hay quien sólo con el SP500 ya piensa que está completamente diversificado. Y a muy largo plazo seguramente tenga razón, pero ni siquiera estamos seguros de que los ETF de USA lo sigan haciendo bien, de si la gestión pasiva puede provocar alguna dinámica inédita hasta ahora, de si USA será desbancada por China e India o si ocurrirá todo lo contrario. Tampoco sabemos si los gestores value que fueron buenos en el pasado en realidad tuvieron suerte o si simplemente tenían fondos más chicos y usaban formas de invertir que funcionaban antes con la vieja economía pero que ahora, en un mundo digital donde todo el mundo tiene acceso a la información y donde las principales empresas son tecnológicas, ya no. E igualmente, si alquilamos pisos, tampoco sabemos si unos inquilinos nos saldrán ranas o si con la avalancha de pisos dejados en herencia en España que se esperan para los siguientes 20 años, los precios y alquileres vayan a caer a mínimos históricos.

Y hasta aquí la reflexión de hoy, que no es más que la humilde opinión de un servidor. Me gustaría que cada lector del blog o videoyent del canal de Youtube aportase su punto de vista en los comentarios y generar así un interesante debate, así que os animo a hacerlo.

9 comentarios:

  1. ¿en qué invertimos?

    Mi Top 10

    Centerpoint Energy Inc: 30,61
    Dominion Resources: 80,39
    Dte Energy Company: 133,80
    Duke Energy Corp: 96,00
    Evergy Inc: 67,24
    Exelon Corp: 49,01
    Federal Realty Investment Trust: 134,45
    NiSource Inc: 30,07
    PPL Corp: 31,15
    Verizon Communications Inc: 60,27

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que tienes una cartera muy enfocada a utilities USA. Si puedes dar los motivos te lo agradecemos!

      Eliminar
  2. ¿Motivos?
    "reversión a la media"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en general la mayoría de esas 10 están más o menos como hace 10 año o un 10% arriba, no? No entiendo muy bien tu tan escueta tesis de inversión!

      Eliminar
    2. Robot de gestión activa que intenta seleccionar los mejores valores en función de varios factores. Permite eliminar cualquier sesgo emocional inherente a la toma de decisiones en la gestión de nuestras inversiones.

      Precios cierre 27 de septiembre de 2019

      Selección de 25 Valores del SP 400, 500, 600

      Allete Inc: 87,60
      Apartment Investment and Management: 51,82
      Apollo Commercial Real Estate: 19,13
      Centerpoint Energy Inc: 30,00
      Dominion Resources: 80,99
      Dte Energy Company: 132,49
      Duke Energy Corp: 96,26
      Evergy Inc: 66,56
      Exelon Corp: 48,58
      Federal Realty Investment Trust: 136,56
      First Finl Bkshs Inc: 33,63
      Granite Point Mortgage Trust Inc: 18,84
      Healthcare Realty Trust Inc: 33,50
      Life Storage: 105,83
      New York Mtge Trust: 6,08
      Northfield Bncrp Del: 16,23
      Old Republic International Corp: 23,41
      Pennymac Mortgage Investment Trust: 22,25
      PPL Corp: 31,60
      Public Service Enterprise Group Inc: 61,98
      Redwood Trust: 16,48
      Retail Opp Invts Cp: 18,30
      Southside Bancshares: 34,37
      Spire Inc: 86,58
      Verizon Communications Inc: 60,30

      Eliminar
  3. Muy buen artículo, felicidades.

    Desde mi punto de vista, uno debe siempre ser fiel a su plan inicial, y no hacer caso al ruido del mercado, por muy mal que vayan las cosas en un momento puntual. Sólo de esta forma es posible alcanzar tu objetivo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, el perseguidor de rentabilidades suele tener poca rentabilidad.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Muy buen artículo y para releer en más de una ocasión al menos en mi caso ya que en temas "macro" me pierdo jejeje y siempre es bueno aprender.

    Yo creo que como se suele decir, aportaciones periódicas, buscar buenas empresas con altos ROCE actuales y durante al menos 5años anteriores...y siempre diversificar tanto en países,moneda como en VALUE,GROWTH,HIGH DIVIDEND... Con eso sería suficiente como para sacar rentabilidades superiores a la media, más altas o bajas pero seguro que más que tenerlo bajó el colchón :))
    Imagino que influye tanto el horizonte temporal como el patrimonio de cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge,

      Exacto, ser el mejor inversor es muy complicado, pero asegurarnos de tener una rentabilidad aceptable, no es tan complicado con estas premisas.

      Saludos

      Eliminar

Sígueme en tu email