Análisis Fundamental - Bases del sistema Mucho Invertir


El sistema evalúa todos los aspectos clave del análisis fundamental y del value investing, arrojando un resultado global para cada empresa entre 0 y 100. A mayor puntuación, mejor oportunidad de inversión. Cualquier persona sin conocimientos bursátiles ni contables puede invertir en bolsa con este sistema increíblemente fácil de usar pero infinitamente útil. Yo mismo lo creé ante mi propia necesidad de simplificar la complejidad de cada empresa y reducir el tiempo de análisis de inversión. No es lo mismo valor y precio. El sistema permite detectar tanto las empresas con alto valor y bajo precio, como las empresas excesivamente caras o de baja calidad, simplemente valora tanto cada aspecto como el global de una inversión entre 0 y 100 puntos. 



 ¿Quieres tener acceso a mi sistema de inversión? 

Próximamente daré acceso a la herramienta a través de una sección del blog. Si estás interesado en ser de los primeros, escríbeme a muchoinvertir@outlook.com
te ofreceré un descuento respecto al precio futuro.

Valoración: cuánto pagamos por la empresa

El sistema mide diversas métricas de valoración de empresas usados por el value investing que nos informarán de si el precio a pagar por la acción es alto, bajo o razonable. Todo esto lo calibra en una escala de puntuación fácil de entender entre 0 y 100 puntos.

Entre otras cosas, mide la relación entre el precio de la acción y el beneficio que genera la empresa, el PER o número de años en que recuperaríamos la inversión, inversa de la rentabilidad teórica. También mide esta misma métrica pero respecto al histórico de la empresa para evaluar si estamos en un buen momento de compra o no. El sistema mide también el precio de la acción respecto a su valor contable o Price to book ,ratio muy usado por el padre del value investing, Benjamin Graham. Además, uso otros métodos más modernos como el valor de empresa teniendo en cuenta la deuda financiera o caja neta que tenga en relación a su Ebitda y el precio de la acción respecto a su generación de caja operativo. Todo esto debidamente ponderado en función del sector y la industria lo utiliza el sistema de análisis para determinar la valoración de una empresa, es decir cuánto estamos pagando por una empresa independientemente de su calidad, la cual evaluamos en otras secciones. Tanto más alta es la puntuación arrojada por el sistema, tanto menor precio estaremos pagando por ella, y en función de la calidad de la empresa, estará justificado o no y será una buena oportunidad de inversión o no. Una puntación de 100 sería una empresa barata, al mejor precio posible y 0 una empresa excesivamente cara. 50 es el precio medio del mercado.

Endeudamiento: prudencia

El sistema evalúa la deuda de las empresas, el riesgo de ahogamiento de crecimiento y beneficios y la capacidad de devolución.  Todo esto lo mide en una escala de 0 a 100.

Los mayores errores de inversión se deben a subestimar la deuda de las empresas, que puede lastrar su crecimiento e incluso llevarlas a la quiebra. El sistema analiza cuán endeudadas están las empresas y qué riesgo de impago el mercado estima que tienen. El análisis estudia la deuda financiera neta respecto a la capacidad de generar caja de la empresa y por tanto, respecto a su capacidad anual de pago; mide el grado de apalancamiento o porcentaje de recursos aportados por la empresa y sus accionistas respecto a los recursos pedidos a bancos y acreedores; evalúa el interés neto que paga la empresa por su deuda, lo cual nos indica el riesgo que los acreedores estiman que tiene. Un compendio de métricas nos dan una imagen detallada de los problemas de deuda que pueda tener la empresa, y se evalúa de 0 a 100.

Política de dividendos: calidad del management

El sistema evalúa de 0 a 100 la política de dividendos, su sostenibilidad y la calidad de la directiva.

El sistema evalúa la rentabilidad por dividendo de una acción para los inversores por dividendo, pero también comprueba que la directiva sea prudente y coherente y si el dividendo es sostenible. Todos conocemos los desastrosos casos del Santander o Telefónica, que repartían más dividendo del que podían generar, y tuvieron que recurrir al endeudamiento de los propios accionistas para pagarles a ellos mismos, lo cual vino acompañado de desplomes continuos en la cotización. El sistema evalúa la rentabilidad por dividendo, el payout o porcentaje de dividendo con respecto al beneficio neto que genera la empresa, y el porcentaje de dividendo sobre el cash-flow libre, es decir, la caja libre que genera la empresa una vez descontadas inversiones en mantenimiento y pago de intereses, todo ello acumulado a 6 años, dado que las necesidades de inversión pueden variar drásticamente de un año a otro, eliminando así este sesgo.

Retorno y márgenes: calidad del negocio

El sistema de análisis ofrece una visión muy precisa de la calidad, rentabilidad y ventajas competitivas de una compañía, evaluándolo de 0 a 100 puntos.

El sistema determina la calidad de las compañías, si pudieran contar con ventajas competitivas y la rentabilidad que ofrecen a sus accionistas. Calcula y evalúa el ROE para medir el retorno teórico al accionista, que puede estar magnificado por el legítimo uso de deuda. También calcula el ROCE, descontando el efecto del apalancamiento, lo que nos indica si el negocio en sí mismo es bueno y goza de moat. El análisis mide igualmente la capacidad de fijación de precios y la eficiencia de la empresa, el margen operativo y el margen neto. 

Crecimiento: lo caro hoy puede ser barato mañana

El sistema calcula tanto el crecimiento pasado a largo plazo, el del pasado reciente y el esperado para el futuro próximo. Todo esto lo evalúa de 0 a 100.

Determinar el crecimiento de una acción es fundamental para evaluar el precio que debemos pagar por ella. El sistema calcula el crecimiento de los últimos 5 años tanto en ventas, Ebitda y beneficio por acción eliminando los efecto de dilución por ampliaciones de capital y dividendos en script. Igualmente, el sistema determina las expectativas de crecimiento esperado del beneficio por acción de la empresa que analicemos.

Evaluación global

El sistema evalúa y pondera cada uno de los aspectos anteriores para dar el veredicto final, un resultado numérico global entre 0 y 100.
Una empresa con mucha calidad pero a un pecio desorbitado no tendrá una nota global buena, puesto que una buena empresa no es necesariamente una buena inversión ni viceversa. El método evalúa y compensa todos los aspectos antes de dar el resultado. 

Interpretación y ejemplos del sistema de análisis Mucho Invertir:

Puntuación
Interpretación
Ejemplos




0 - 40




Sobre -
valoración:
Vender
Empresas medias o malas a precios medios o altos. Por lo general, no recomendables para tener en cartera para el inversor medio, aunque a veces puedan esconder valor (por ejemplo empresas en pérdidas o empresas muy cíclicas).
Telefónica ha tenido una puntuación de en torno a 30 puntos durante los últimos tres años. El mercado ha demostrado que ha sido una muy mala inversión durante tal período, pasando de valer 14 a 8 € la acción.



40 - 50




Valoración Correcta:
Mantener
Negocios aceptables a precios altos o negocios malos a precios baratos. Si no hay una razón particular, quizás deberíamos pensar en venderlas cuando el mercado de oportunidades.
Gas Natural, una empresa que ha estado en precio estos últimos tiempos. El mercado ha hecho que la acción se haya mantenido estable en torno a los 17-20 euros durante los últimos años.


50 - 60
Empresas relativamente buenas y/o a precios aceptables.
BMW se ha comportado bien a medio plazo, los últimos 2-3 años con un crecimiento aproximado del 10-15% anual, pero no ha sido tampoco una inversión espectacular teniendo en cuenta el mercado alcista.





60 - 70







Infra -
valoración:
Comprar
Compañías buenas o muy buenas y/o a precios razonables o baratos. Candidatas a fijarse en detalle para incorporar a nuestra cartera.
Viscofán en 2016 a 43€, el sistema la valoró a 64 puntos indicando compra. En poco tiempo remontó un 30%. Su puntuación descendió entonces por debajo de 60 indicando mantener y desde entonces la cotización se ha mantenido estable.
IAG a mediados de 2016 a 4,5€ tenía una nota de en torno a 70 puntos indicando buena empresa a precios muy bajos, afectado por una sobre-reacción del mercado al Bréxit, la libra y el petróleo. En los meses siguientes la acción se revalorizó un 70%.




70 - 100
Muy pocas empresas están en este grupo, y ela historia demuestra que en general son muy buenas oportunidades de inversión. Sin embargo, es deseable preguntarse siempre por qué el mercado no las está valorando.
Michael Kors: el mercado la castigó en exceso en 2016/2017. Se especuló sobre su marca y estancamiento del crecimiento. La empresa llegó a cotizar a un precio muy bajo, pero el sistema de inversión detectó que era una empresa fabulosa a un precio de ganga, dándole una puntuación de 80 puntos. Posteriormente, durante los últimos 4 meses de 2017 la empresa se revalorizó un 100%.


¿Quieres tener acceso a mi sistema de inversión? 

Próximamente daré acceso a la herramienta a través de una sección del blog. Si estás interesado en ser de los primeros, escríbeme a muchoinvertir@outlook.com
te ofreceré un descuento respecto al precio futuro.