lunes, 18 de diciembre de 2017

Escuela Austriaca y Teoría del Ciclo Económico

Mucho oímos hablar de la Escuela Austriaca y la consecuente Teoría del Ciclo. Hoy daremos una rápida revisión de lo fundamental y lo que nos puede ser útil para invertir. En el vídeo adjunto podéis encontrar explicados los principios fundamentales de la economía según la Escuela Austriaca, en qué se basa la Teoría del Ciclo, por qué se producen estos ciclos, y finalmente ejemplos de sectores, empresas e ideas de inversión para aprovechar la Escuela Austriaca y que se cumple una y otra vez.





1. Escuela Austriaca

Los mercados funcionan, pero a largo plazo, y nunca están en equilibrio

La ley de la oferta y la demanda y el precio como punto de equilibrio es una verdad a medias. Ese punto nunca se encuentra y la economía siempre está cambiando. Si hay demanda por un bien se produce un nicho de mercado. Mientras la oferta es escasa, los retornos sobre el capital serán elevados. Esto hace que lleguen competidores durante un proceso que lleva un tiempo. Finalmente, la oferta suele llegar, pero en demasía, lo que hace que los precios caigan, con ellos los márgenes, y se produce el proceso inverso. Actores comienzan a salir hacia otros sectores. Nunca se llega al equilibrio.

La producción no es instantánea

Como decía en el punto anterior, el proceso de que lleguen nuevos actores lleva su tiempo. Las navieras tardan en comprar, financiar y producir sus barcos. Los inversores inmobiliarios tardan en comprar sus casas y reformarlas. La producción no es instantánea por lo que se producen ineficiencias. Cuando llega la oferta, puede llegar de golpe excediendo a la demanda, o puede que ya no haya demanda.

La economía no se puede predecir con fórmulas matemáticas

Dicho lo cual, la Escuela austriaca piensa que, e hecho la economía es un compendio de pequeñas economías de pequeños ofertantes y demandantes locales, cada uno en su nicho. Como esto es imposible de predecir y modelar (particularmente yo que soy de ciencias prefiero decir "casi imposible") porque nadie sabe lo que está haciendo el compañero o el competidor en otra parte del mundo, es mejor dejar hacer (lo que ellos llaman "laisser faire") a cada uno en su pequeño nicho, a quien mejor lo conoce, sin influir en la economía desde arriba como hacen los bancos centrales.

El crecimiento económico está basado en el incremento de la productividad derivado de la división del trabajo y la mejora de procesos y financiado por el ahorro

Es decir, el trabajo crea riqueza porque se trabaja para mejorar el mundo, los productos y los servicios. Y la financiación viene del ahorro, que no es más que la posposición en el tiempo de recursos generados por un trabajo pasado. Cualquier cosa que no sea esto es una mera ilusión. No se puede crear riqueza con una varita mágica. No podemos repartir dinero para que todos seamos ricos, porque el dinero valdrá menos. En definitiva, tendemos a la curva de la riqueza real, alimentada por el trabajo y el ahorro, no por la deuda, que no es más que un adelanto del trabajo.
Pongamos dos ejemplos:

Qué pasa si manipulamos los tipos

Si los tipos bajan demasiado y puedo endeudarme para comprar un piso 100% financiado con hipoteca, y pago por ésta 300 euros al mes pero el inquilino me paga 500 por alquiler, ganaré 200 euros de la nada. Rentabilidad infinita, puesto que no he puesto un euro. Replicaré el negocio tanto como sea posible, yo y toda la población, y los precios de los pisos subirán. Cuando los hayamos arreglado y demás, los pondremos en alquiler, pero resultará que como todos hemos hecho lo mismo (época de bonanza y deuda), hay tanta oferta que el inquilino se ve fuerte y sólo nos pagará 200 euros. Como no hay un trabajo que sustente nuestra inversión, seguimos teniendo que pagar 300 de hipoteca, y por tanto nos arruinamos (crisis y devolución de deuda). Esto es lo que provoca la manipulación de tipos.

Qué pasa si inyectamos dinero y creamos inflación


En cuanto a la inyección de moneda, como hace el Banco Central Europeo, lo que crea es inflación, que es un estado no natural de la economía. La inflación no es más que el hecho de que el dinero vale menos. Obviamente imprimir dinero no genera ni bienes ni servicios que satisfagan una demanda, y por tanto no generan ni crecimiento ni prosperidad económica. Lo único que crea es una devaluación de la moneda, inflación. El dinero vale menos. Esto perjudica gravemente a los ahorradores y beneficia claramente a los deudores como son el Estado o las personas con hipotecas. Incluso podríamos pensar que si todo vale más pero la bolsa sube y los sueldos también, nos quedamos igual. Pero no es así. Al que primero le llega el dinero gratuito sale ganando porque los precios aún no han subido mientras esta persona ya disfruta de estos recursos extra. Tras una serie de interacciones económicas de compras y ventas, acaba llegando al último, que se ve perjudicado porque durante este tiempo de subida de precios progresiva, él aún no ha visto ese extra. Por lo tanto no afecta a todos por igual. Y ni que decir tiene de aquellos que ahorran en liquidez o activos fiduciarios como la renta fija, que evidentemente pierden poder adquisitivo. Esos son los más perjudicados de todos.  Finalmente, el coste psicológico y el coste real en perder el tiempo y el dinero en actualizar los precios de todo, también es perjudicial. Supongo que se me nota, pero estoy completamente en contra del provocar inflación artificialmente. De hecho el estado natural de la economía es deflacionario como veremos.

El crecimiento proviene del trabajo y del ahorro, no de la manipulación monetaria.

He dicho.

El estado natural de la economía es deflacionario 

Son los bancos centrales los que aumentan la cantidad de dinero artificialmente. Evidentemente, se trabajan 8 horas diarias para mejorar las cosas, para hacerlas más eficientes, más baratas y de mejor calidad. Nadie trabaja para encarecer los costes. Si el capital disponible en el mundo fuese constante, las cosas costarían cada vez menos, puesto que la riqueza aumenta por el mero trabajo diario del conjunto de la sociedad. Un ejemplo clarísimo son los ordenadores portátiles. En los años 90 costaban unos 2000€, que en dinero de aquella época sería el equivalente a unos 3000€ ahora. 20 años más tarde cuestan 400€ y son infinitamente más veloces y ligeros. Cualquier sector de la economía funciona igual. La inflación es un invento de los bancos centrales, premia a los deudores y perjudica a los ahorradores. Además el dinero inyectado en la economía no se reparte por igual entre todos. Al que le llega último le perjudica, como hemos visto.

Los precios de los productos determinan su coste y no al revés.

La oferta trata de satisfacer la demanda y tendrá que adaptarse al precio que el consumidor esté dispuesto a pagar. Si es necesario, adaptaremos nuestro proceso productivo para poder ofrecer el bien a dicho precio o saldremos del mercado en caso contrario. Es por esto que la Escuela Austriaca afirma que los costes de producción son subjetivos. Cualquier estructura de producción es susceptible de variar según las circunstancias. Yo, que he trabajado en energía solar durante años, lo he visto clarísimamente. La fotovoltaica no sólo era carísima, sino que no estábamos dispuestos a pagar tanto por ella. Tras varios años de reducción constante del 20-30% anual en costes, estos han bajado un 99% y hoy día es la energía más barata de todas en gran cantidad de regiones del mundo. Se ha llegado a pagar por algunas plantas este año menos de 1,99 céntimos de dólar por KWh, mientras que en las centrales de ciclo combinado o nucleares se vende a 5-7 c$/kWh.

Sígueme en Twitter para conocer la última hora.



O suscríbete por email a mis entradas y otros contenidos. Introduce tu email y pulsa el botón:

2. Teoría del ciclo económico

La Escuela Austriaca nos lleva hacia la Teoría del Ciclo. Básicamente consiste en que como los cambios productivos no son instantáneos, se tarda cierto tiempo en abastecer una demanda latente. Por ello, cuando en un sector la demanda es alta, la oferta baja y los retornos altos, pasa cierto tiempo hasta que los competidores llegan. Y no todos llegan a la vez, pero casi, pues todos nos damos cuentas de las mismas cosas en el mismo momento (en este caso de que hay una oportunidad de negocio). Conforme llegan, la oferta aumenta y los precios disminuyen de forma que las tesis de inversión de los que vienen luego y han invertido para poder disfrutar del pastel, ya no es válida. Se basaron en unos precios y retornos esperados que ya son obsoletos. Cuando el período de adaptación de su período productivo está listo para salir al mercado, resulta que el negocio ya no es rentable y nos encontramos ante un problema de exceso de oferta. Si la inversión realizada ha requerido deuda, tendremos que pagar dicha deuda, pero probablemente no podamos puesto que no generamos los ingresos esperados. Es lo que se conoce como pinchazo de una burbuja generada por un exceso de expectativas y de deuda, y amplificada por las inyecciones de dinero y tipos de interés anormales propiciados por la manipulación de los bancos centrales. Muchos actores, los menos eficientes, quiebran o se salen del negocio, poco o nada rentable.  En este momento, los que han aguantado vuelven a disfrutar de todo el pastel, subiendo precios y volviendo a ser un negocio de altos retornos por falta de oferta.

Invertir en empresas cíclicas usando la Teoría del Ciclo Económico

En la próxima entrada daré algunos consejos prácticos para el análisis de empresas cíclicas usando la Teoría del Ciclo Económico y diré cómo seleccionar las empresas ganadoras que afrontarán con más garantías las recuperaciones. Además presentaremos algunas ideas de inversión como ya adelantamos en el vídeo de la presente entrada.


Escríbeme a muchoinvertir@outlook.com si quieres:

  • Ayuda o asesoría en inversiones porque quieres invertir pero te falta tiempo, ganas o conocimiento. 
  • Que escriba en tu blog o tú en el mío.
  • Montar un negocio conmigo. ¡Ahora que soy IF tengo más tiempo!
¡ Y comparte en redes sociales con los botones de abajo!

Sígueme en tu email