sábado, 21 de noviembre de 2015

8 tipos de fondos de inversión

fondos de inversión
Los fondos pueden clasificarse de muchas formas, por ejemplo por zona geográfica donde invierte (emergentes, zona euro, globales, etc), tamaño o capitalización de las empresas (small cap, medium cap,...), sector (tecnológicas, socimis, industrial,...).
Sin embargo, la clasificación más habitual es en función de la vocación inversora del fondo o tipo de activos financieros. Vimos la semana pasada en qué fijarnos en un fondo antes de invertir en él para que no nos la cuelen, pero, antes incluso que esto, deberíamos conocer qué tipo de fondos hay a nuestra disposición, para enfocar en cierta manera nuestra búsqueda. En base a esto encontramos los siguientes:


1-Fondos monetarios: no tienen exposición a la bolsa, ni a divisa, ni materias primas. Su objetivo es, sobre todo, no perder dinero y ofrecer una rentabilidad en sintonía con los tipos de interés. Se usan para guardar la liquidez mientras encontramos oportunidades de inversión más rentables, por lo que su uso debe ser algo dinámico, fácil de entrar y de salir, aunque los hay a largo y corto plazo.

2-Fondos de renta fija: no hay exposición a la bolsa. La renta fija puede ser de países en particular, o regiones, como la zona euro. En función del riesgo y rentabilidad suelen tener criterios de inversión en países con al menos un determinado nivel X de riesgo, determinado por las agencias de rating de dudosa reputación como Moody, no me cansaré de decirlo. No sé por qué se les sigue echando cuenta a estas agencias.

3-Fondos de renta variable: se caracterizan por tener una exposición mínima del 75% a renta variable. Es decir, invierten en bolsa al menos un 75% del dinero que metamos en ellos. Dentro de estos, hay muchísimos tipos, según la filosofía de inversión, sectores donde invierte, tipo de empresas, localización (europeo, zona euro, globales, emergentes,...)

4-Fondos mixtos: si es renta fija mixta, la exposición a la renta variable será menor al 30%, y si es renta variable mixta, será superior al 30% e inferior al 75%.

5-Fondos de gestión pasiva: replican índices por lo que no hay un gestor detrás que tome decisiones, abaratando los costes y por tanto las comisiones. Esto hace que, excepto en casos excepcionales de buenos gestores, a largo plazo suele ser mejor opción que los fondos de gestión activa.

6-Fondos total o parcialmente garantizados: dependiendo de si el capital inicial está garantizado o no. Los hay que garantizan un rendimiento fijo, por lo general pequeño, y los que una parte está garantizada y la otra la ligan a la evolución de algún activo de renta variable, como puedan ser empresas o índices.

7-Fondos de retorno absoluto: sin llegar a asegurar, pero persiguen una cierta rentabilidad limitando al máximo la volatilidad invirtiendo en renta variable usando derivados financieros. Muchos de los hedge funds o fondos de inversión libre son de esta categoría.

8-Fondos globales: aquellos que tienen vocaciones diferentes a las anteriores. 


Conclusión: suelen decir que a mayor grado de renta variable, más riesgo pero también mayor rentabilidad potencial. Esto es cierto a corto plazo. A largo plazo, siento discernir con la primera parte, es decir, creo que no tienen más riesgo, pero sí más rentabilidad, y si no que se lo digan a países con crisis inflacionarias, cosa que, a largo plazo, no puede tocar a todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario. Anímate que tu opinión me interesa! Verás que si participas en la comunidad activamente aprenderás muchísimo más, serás mejor inversor y alcanzarás antes tus metas!

Datos personales

Mi foto

Inversión independiente, en valor y a largo plazo. El dinero se mide en tiempo libre.

Sígueme en tu email